El presidente Mauricio Macri desayunó este miércoles con voluntarias del Comedor Comunitario Medalla Milagrosa del partido bonaerense del Florencio Varela, junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y a la ministra de desarrollo Social, Carolina Stanley, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

LEÉ MÁS: #NiUnaMenos: aumentaron los femicidios en lo que va del año

Esta decisión presidencial es controvertida si se tiene en cuenta que cae en el estereotipo del tradicional rol de la mujer en la sociedad como ama de casa, cuidadora de niños y cocinera. La crítica no está dirigida a quienes eligen la cocina como modo de vida o profesión sino que desde el Estado se destaque al conjunto femenino desde esa función.

Mauricio Macri serpentina mujer

No es la primera vez que Macri demuestra su desinterés por las cuestiones de género. Durante una entrevista, hace tres años, el presidente avaló el acoso callejero al asegurar que "a todas las mujeres le gustan los piropos. No hay nada más lindo que te digan 'qué linda sos', por más que venga acompañada de una grosería como 'qué lindo culo que tenés'".

Embed