Los trabajadores de la empresa autopartista Plascar de Córdoba recibieron telegramas de despidos en día en que se celebra el día de la Industria. Los empleados piden la intervención del Ministerio de Trabajo y aseguran que habían alertado a Mauricio Macri por el posible cierre de la compañía. En total, 243 familias quedarían en la calle.

"El director de la empresa nos reunió y comunicó que no había más trabajo. Nos dijo que se cayeron los acuerdos", contó a El Destape, Guillermo Robledo, uno de los trabajadores despedidos de la empresa que tiene una planta en Córdoba capital y otra en Tortuguitas. Los empleados afirmaron que la compañía les comunicó que no tienen dinero para pagar las inmdemnizaciones.

"Se habló de la compra de la producción, también se dijo que algunos empleados iban a ser reubicados en otra empresa, pero lo cierto es que hay familias que quedan en la calle y no hay solución", contó a El Destape Alejandro Rodríguez, secretario general del sindicato del Plástico en la Provincia de Córdoba (U.O.Y.E.P).

LEER MÁS: Una petrolera de Techint echó a sus 267 trabajadores

Plascar fabrica paragolpes y autopartes plásticas para proveer a Fiat y a Renault. Hace tres años, los dueños brasileños se retiraron del país y las dos plantas de Argentina con 600 trabajadores, quedaron en manos del entonces director.

Embed

“Le escribi a Macri en marzo. A Baldassi lo contacté hace unas semanas y me dijo que me iba a llamar, pero no lo hizo", contó Rodríguez. La empresa también tiene una planta en Tortuguitas que fue vaciada de personal desde el 2014. Ante los nuevos despidos, ahora en Córdoba, los trabajadores exigen una reunión en el Ministerio de Trabajo para evitar el cierre.

"El telegrama de despidos afirma que vamos a estar despedidos desde el 1 de noviembre y da a entender que estábamos bajo un contrato que finalizaba en octubre. Está mal. Nosotros somos planta permanente", explicó a El Destape, Marcelo Vélez, el delegado de los trabajadores dentro de la compañía.

Resta esperar para saber qué ocurrirá con los trabajadores despedidos, que tienen planeado hacer un corte de ruta para exigir la reincorporación. Mientras el presidente, Mauricio Macri, afirmaba que la economía crece a un ritmo sostenido desde hace un año, en Córdoba 243 familias se enteraban que se quedaban en la calle.

En esta nota