En el primer año de gobierno de Mauricio Macri, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) registró en el país 65 ataques directos a la libertad de expresión. Fueron acciones distintas; desde el hostigamiento con amenazas -en algunos casos de muerte-, pasando por la censura y la violencia psíquica e incluso física.

El resultado incluye el registro, las estadísticas y el análisis de los casos denunciados ante esa organización. De ese informe se desprende que de los 65 ataques denunciados, investigados y verificados en profundidad, 46 se produjeron en las provincias, 18 en la ciudad de Buenos Aires y uno provino del exterior.

Los resultados del monitoreo se presentaron la semana pasada durante un encuentro realizado en el auditorio Margen del Mundo. Allí se comentaron sus principales conclusiones y hallazgos, en un panel del que participaron Néstor Sclauzero, presidente de Fopea; Alfredo Zacarías, vicepresidente; Lorena Maciel, periodista de TN y Canal 13; el periodista Luis Majul, y Carlos Guyot, secretario general de Redacción de La Nación.

LEER MÁS: Multitudinaria movilización de los docentes contra Macri

Zacarías, al momento de presentar el informe, señaló: "En los últimos años hubo una reducción notable de los casos de ataque a la prensa. Pero desde Fopea creemos que aún estamos lejos de los estándares que nos puedan hacer sentir orgullosos y seguros en el ejercicio de la profesión que elegimos".

Abril fue el mes con mayor cantidad de casos y el Estado en su conjunto se mantiene como principal agresor a la prensa (47% fueron atribuidos a fuerzas policiales, funcionarios públicos, instancias judiciales, legisladores y servicios de inteligencia).

Los distritos con mayor cantidad de ataques fueron la ciudad de Buenos Aires (19%) y las provincias de Buenos Aires (6%) y Santa Fe (6%), y los periodistas de radio siguen siendo los más agredidos (28%).

Embed