Más de 10 mil millones de dólares abandonaron el país en 2016 por turismo internacional, mientras que por ese concepto sólo ingresaron 1.590 millones de dólares.

Una muestra: El Banco Central registró en diciembre casi un millón de personas que compraron divisas, según un reporte del sitio Infobae.

"En diciembre, las compras brutas de billetes ascendieron de 3.474 millones de dólares, fueron concretadas por unos 973.000 clientes, con un aumento de alrededor de 270.000 clientes respecto al mes inmediato anterior, lo que representa un incremento de 38% en la cantidad de personas que accedieron al mercado de cambios ", comunicó el Banco Central.

Este saldo en un mes se explica por la estacionalidad que genera el turismo de verano en el exterior, en particular en países vecinos, como Uruguay, Brasil y Chile, principalmente, aunque también en las playas de la costa Este de los Estados Unidos e incluso Europa.

También responde a la concurrencia de un tipo de cambio que, puntualmente, se movió a menor ritmo que la suba de los precios y de los salarios, con precios que lucen desmedidos en la hotelería y residencias, en comparación con los valores en esos países.

La información desagregada de la autoridad monetaria según el monto de las compras mensuales de divisas mostró que el 41% fueron realizadas por personas físicas o jurídicas por importes de hasta 10.000 dólares.

En tanto, el 21% adquirieron entre 10.000 y 50.000 dólares; el 18% entre 50.000 y 500.000 dólares y el 6%, entre 500.000 y 2.000.000 de dólares; el 4% 2 millones y 5 millones de dólares y el 10% restante fue concertado por clientes con adquisiciones mensuales superiores a 5 millones de dólares.

Mientras que el saldo del turismo internacional en 2016 terminó negativo en 8.539 millones de dólares, como consecuencia de ingresos de divisas que repuntaron en 62%, pero siguieron ubicadas en niveles muy pobres.

Los residentes en la Argentina que eligieron visitar el resto del mundo que apenas superaron los del año anterior en 7,9%, a 10.129 millones de dólares, muy próximo al récord de 10.336 millones de dólares que se registró tres años antes.

El 85% de la salida de fondos se explicó por compras mensuales superiores a 2 millones de dólares y se destacaron, asimismo, las operaciones por más de 5 millones de dólares que representaron el 70% del total de las transferencias al exterior sin distinguir el destino final de los fondos.