El presidente de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), Francisco Dos Reis, consideró este lunes que un bono de fin de año solo sería una "dádiva" para los trabajadores, por lo cual reclamó al Gobierno "abrir el diálogo" para discutir "la pérdida del poder adquisitivo del salario".

"No es correcto dar un bono a fin de año como una dádiva para los trabajadores, porque ellos contribuyen al igual que toda la sociedad al Producto Bruto que luego corresponde repartir", evaluó el empresario.

Por ese motivo, exhortó al Gobierno a "abrir el diálogo con los trabajadores, para evaluar la pérdida del poder adquisitivo del salario ante el proceso inflacionario". Por otra parte, Dos Reis afirmó que es "urgente" la sanción de una "Ley de Emergencia Pyme y ocupacional".

Según el dirigente, "de seguir este proceso de deterioro, la desocupación se tornará inmanejable, con la consiguiente pérdida de calidad de vida, salud, seguridad, educación y hasta dignidad de una sociedad que no lo merece ni se justifica".

En un comunicado, Dos Reis señaló: "los empresarios mipymes, que hoy emplean al 76,4% de la población activa, estamos sumamente preocupados por la brusca caída del empleo, de la producción y del mercado interno, así como por el crecimiento indiscriminado de la importación".

"También nos preocupa que no se tomen medidas que reviertan esta tendencia, que cumple su décimo mes consecutivo de deterioro", enfatizó.

El dirigente señaló además que es necesario "poner en marcha en forma perentoria un Fondo de emergencia mipyme para mantener la dotación de personal; establecer un control estricto y transparente de las importaciones y reglamentar el pago del IVA a los 90 días corridos, que si bien está en la nueva Ley Pyme, jamás se pudo llevar a la práctica".