La Supercopa de Holanda era toda del Feyenoord, que se imponía con tranquilidad por 2 a 0 al Vittesse tras un efectivo contragolpe definido por Nicolai Jørgensen. Sin embargo, en medio del festejo, el árbitro Danny Makkelie apeló al VAR para dar marcha atrás con una serie de fallos.

LEÉ MÁS: UFC: Bandenay noqueó a su rival en menos de 30 segundos

El equipo de Róterdam sufrió la anulación del tanto, pero la cosa no quedó ahí. Makkelie sancionó una falta de Karim El Ahmadi sobre Tim Matavz en el área contraria, amonestó al jugador y concedió un penal al campeón de la Copa de Holanda 2016/2017. De esa forma, Alexander Buettner convirtió el 1 a 1 en el minuto 58.

Embed

La modificación producto de la utilización del VAR, que se llevó un poco más de tiempo de lo que había durado la propia transición de un arco a otro, fue crucial para que el Vittesse accediera a la definición por penales, luego de que concluyeran los 90 minutos reglamentarios.

LEÉ MÁS: Racing se quedó con un jugador que había sido ofrecido a Independiente

No obstante, el equipo dirigido por el ex jugador Gio van Bronckhorst fue implacable y anotó sus cuatro lanzamientos para quedarse con el título que tiene el nombre de Johan Cruyff por 4 a 2 en la tanda.

En esta nota