Los Midachi vuelven a estar juntos arriba de un escenario luego de siete años y regresan con más polémica que nunca por la clara división política entre dos de sus tres integrantes: Miguel Del Sel y Dady Brieva.

Con esa excusa, el diario Clarín los juntó para entrevistarlos. Sin embargo, la simpática entrevista tuvo un tenso momento entre el ex embajador en Panamá del Gobierno de Mauricio Macri y el actor que supo defender a ultranza al gobierno de Cristina.

"-¿Panamá, como destino, tuvo que ver con tu amor a la salsa?", preguntó el periodista a Del Sel, quien respondió: Tenía que ver, sí. Yo grabé tengo tres discos de salsa. Conozco a Rubén Blades, hice producciones artísticas con muchos número uno. La salsa es nuestro ritmo, por eso está siempre metido en los shows. Pero la decisión de ir a Panamá no fue mía. Me llamó Marcos Peña y...". Y llegó el momento del cruce. Ahí, Brieva salió con los tapones de punta.

Clarín lo describe así: "Dady (cara de fastidio al cubo): Miguel, esto no es el goyete de la nota. La nota que nosotros estamos dando en este diario tan particular es porque tratamos de vender entradas. No venimos a cerrar ninguna grieta. Nuestro único compromiso es la dignidad con el oficio. Además, nosotros existimos desde mucho antes de todo esto...".

Embed

La nota siguió normalmente con algunas preguntas picantes. "Es interesante lo que decís. Es cierto que muchos pueden pensar que ustedes encarnan la metáfora popular del cierre de la grieta: vos y tu declarado kirchnerismo y Miguel y su lugar en el PRO...", aseguró el periodista.

Dady respondió: "No es nuestra intención. Nosotros existimos desde antes de que Mauricio sea presidente de Boca y Néstor, gobernador. Ya existíamos y teníamos una buena posición económica. Miguel y el Chino tenían campos y yo estaba bien".

-¿Por qué lo asociás con la plata?

Dady: Lo digo para que quede claro algo que puede ser una obviedad. No venimos a cerrar ninguna grieta sino a reencontrarnos con ese público que ahora tiene nietos y que siempre acompañó este humor simple y de estudiantina.

Del Sel: En la parte política que cada uno haga lo que quiera. Eso es secundario para nosotros. De política hablamos en los camarines como hablamos de todo desde que arrancamos juntos en 1983.