La cadena de supermercados La Anónima aceptó que en uno de sus locales había una bandeja con "huesos de pechuga", tal como expuso en un tuit la ex presidenta Cristina Kirchner. La empresa aseguró que "por error" un consumidor encontró una bandeja etiquetada como "huesos de pechuga" y que en realidad contenía "huesos de pata de pollo". La firma señaló que se trató de "solo dos bandejas mal etiquetadas" que llegaron a las góndolas y que fueron retiradas de las ventas.

A través de un comunicado, se refirió al hecho que denunció Cristina Kirchner y que se dio en un comercio de la ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz. "Los huesos de pollo y carne vacuna son un producto de venta habitual para los supermercados y muy demandados por los consumidores", señaló el comunicado.

LEER MÁS: La Justicia de Brasil arrincona a Arribas por los sobornos de Odebrecht

"Se utilizan para saborizar salsas y caldos o como alimento para mascotas", sumó.

También, La Anónima se refirió al vínculo del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Comercio, Miguel Braun con la cadena de supermercados. "El señor Peña nunca tuvo relación con la compañía y el señor Braun fue accionista con menos del 0,00018% del capital social del año 2007 al 2015.

En ese sentido, marcaron que La Anónima "viene siendo utilizada políticamente con falsas denuncias y publicaciones malintencionadas que nada tienen que ver con la realidad".

Embed

En esta nota