Se van cerrando las principales paritarias del país. Los gremios más numerosos sellaron acuerdos que superan el 20 y se asoman al 25 por ciento para este 2017, luego de un año en donde la inflación interanual para el INDEC estuvo en el 24 por ciento y que el Gobierno pusiera un techo inicial del 18%. Sin embargo, varios de los gremios más fuertes aun deben sentarse a discutir.

A diferencia del 2016, en donde muchos acuerdos fueron semestrales, en este año se optó por paritarias anuales con "cláusula gatillo", que implica que los salarios se actualizarán automáticamente si la inflación resulta ser mayor al acuerdo.

LEE MÁS "Desde la asunción de Macri, el aguinaldo perdió un 8% de compra"

El incremento más alto se dio en una paritaria sectorial: los Aeronavegantes acordaron con LATAM un 44% de incremento en enero. Superaron, así a los Aceiteros, que habitualmente suelen liderar el ranking y para este 2017 acordaron un 31,6%.

En el otro extremo, el sindicato de Panaderos firmó un aumento del 12% pero por 6 meses, con la promesa de sentarse en agosto a discutir la segunda mitad del año. Los estatales de la Provincia de Buenos Aires, en cambio, firmaron 18% en 4 tramos con cláusula gatillo. SUTEBA acaba de acordar este martes un incremento que llega, con todos los conceptos, a un 27%.

LEE MÁS "UTA logra otra paritaria que rompe el techo del Gobierno"

Otra opción adoptada por los gremios es de "cuotas no remunerativas", aumentos que revisten esa condición hasta que llegue el segundo aumento. Así pasa, por ejemplo, con los periodistas de la UTPBA y los trabajadores del Seguro (que acordó finalmente un 35%).

Sin embargo, faltan varios gremios estratégicos para sumarse. Entre ellos, varios del transporte, como Camioneros y los ferroviarios de la UF y La Fraternidad. En esa lista se agregan los Metrodelegados, hoy en conflicto por el quite de personería gremial, y otros sectores como Calzado y Alimentación.

Embed