El primer paro general de las centrales obreras contra el gobierno de Mauricio Macri, para rechazar su modelo económico y los despidos, tenía este jueves por la mañana un impacto total en el transporte, ya que no había servicio de colectivos, trenes, subtes ni aviones.

Al mismo tiempo, había pocos taxis circulando en las calles de la zona metropolitana y un menor movimiento de vehículos en las autopistas de acceso a la Capital Federal.

LEER MÁS: El paro general, en imágenes: calles vacías en la Ciudad

A las 6.30 ya se registraban bloqueos de tránsito en el acceso al Puente Pueyrredón (mano a Capital Federal), en inmediaciones de Puente La Noria (Lomas de Zamora), en el cruce de la autopista Panamericana y ruta 197 (Tigre) y en la esquina de Acceso Oeste y avenida Vergara (Hurlingham), donde fueron desplegadas fuerzas federales.

El problema se intensificó por la represión del Gendarmería que tenía una orden judicial para desbloquear la Panamericana y que terminó con heridos.

En medio del paro, el Gobierno atacó a los gremios y mediante una disposición recomendó el uso del voto electrónico y la imposibilidad de que haya gremialistas con inhibiciones judiciales.

Los peajes de acceso a la Capital Federal se encontraban liberados desde esta madrugada. Además el gobierno de la Ciudad dio libre estacionamiento en busca de disminuir el impacto del paro.

LEER MÁS: La Gendarmería reprimió en Panamericana y golpeó a un cordón de mujeres