En la primera visita a un país de América Latina desde su asunción como primer ministro de Canadá, Justin Trudeau le reclamó a Mauricio Macri por la detención de Milagro Sala.

La líder de la Tupac Amaru está por cumplir un año de prisión por orden del gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales.

Embed

"Macri reiteró el discurso oficial que lanzó desde que se conoció el reclamo de "liberación inmediata" por parte del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU. Dijo que iban a "contestarle" hoy a al "panel de las Naciones Unidas" y que además ya los habían invitado a visitar Jujuy para "chequear que se están respetando todos los derechos humanos"", afirma el diario Página 12.

Trudeau está bien visto por el progresismo y el socialismo al ser un joven dirigente del Partido Liberal, reconocido por sus posturas feministas y su defensa de los derechos humanos.

El tema Sala se metió tras la pregunta de la prensa argentina, donde ambos reconocieron que habían conversado del tema en privado.

El primer ministro canadiense había recibido la semana pasada una misiva de Amnistía Internacional en la que le expresaban su preocupación por la situación de la líder de la Tupac.

"Respecto a la señora Sala, hemos hablado el Presidente (Macri) y yo acerca de esto y hemos hablado de la importancia de la transparencia, la apertura y la importancia del Estado de Derecho. Sabemos que vamos a compartir una respuesta formal a través de Naciones Unidas y yo tengo confianza absoluta en el hecho de que vamos a tratar el tema de manera responsable, abierta y que cumpla con el Estado de Derecho, tal y como hacemos en nuestro país", afirmó ayer el primer ministro de Canadá.