Al menos 14 supuestos miembros de Al Qaeda y 16 civiles murieron hoy en la provincia de Bayda, en el centro de Yemen, tras el primer ataque aéreo estadounidense bajo la presidencia de Donald Trump, realizada este sábado.

Los civiles muertos son ocho mujeres y ocho niños, según informaron fuentes locales. En el bombardeo aéreo también perdieron la vida tres presuntos miembros de Al Qaeda.

Helicópteros Apache bombardearon una escuela, una mezquita e infraestructuras sanitarias usadas por la red terrorista.

Un miembro de un comando norteamericano murió y otros tres resultaron heridos en un combate registrado en las últimas horas en la región, según informó el diario The New Yort Times

En esta nota