Un conflicto entre Aerolíneas Argentinas y los gremios generó reprogramaciones y cancelaciones de vuelos en la mañana de este viernes. Ante esto, el presidente de la línea estatal, Mario Dell'Acqua, salió al cruce y acusó al kirchnerismo de fomentar el conflicto.

En declaraciones al canal Todo Noticias, Mario Dell'Acqua atacó a los gremios y los acusó de tener intereses políticos. "Sí, hay gremios alineados con el kirchnerismo"."Esta medida nos perjudica muchísimo. Afectar 20, 25 mil personas sobre las 42 mil que van a viajar hoy nos da en el medio del hígado", protestó el funcionario macrista.

En relación a la discusión paritaria, fustigó también a los sindicatos porque "después del 42 por ciento (de incremento) que pagamos el año pasado pretenden valores que nos dejan fuera de lo que es el nivel de salario razonable. Ellos reclaman por arriba del 20".

"Algunos pasajeros van a poder viajar recién el domingo"

Y agregó: "Nosotros ofrecimos 16 por ciento, lo que se estima de inflación para el año próximo. Más una cláusula gatillo (por si resulta mayor la suba generalizada de precios) y un bono, lo que lleva más o menos a un 20 por ciento (la propuesta de aumento)".

Además, estimó que "algunos (pasajeros) van a poder viajar recién el domingo", tras la reprogramación de los servicios, al tiempo que pidió "disculpas" por "esta medida absurda que los gremios dicen que es una asamblea, pero en realidad es un paro".

Las paritarias de los aeronáuticos comenzaron y por el momento no hay acuerdo. Al pedido de los gremios de un incremento del 26%, las empresas ofrecieron solo un 16%. Esto ocurrió el mismo día que el INDEC anunció que la inflación de septiembre fue de 1,9% y ya superó el 17% que se había fijado el Gobierno como meta para todo el 2017.

En declaraciones a Radio Con Vos, el gremialista Pablo Biró le contestó: "Lo que están haciendo es una pauta engañosa que no es lo que llega al salario del trabajador", expresó el dirigente gremial respecto a que la empresa ofreció un 16 por ciento de aumento en los haberes con cláusula gatillo inflación, más un bono cercano al 20 por ciento.

Biró agregó: "Desde septiembre de 2016 a septiembre de 2017, lo mida quien lo mida, hubo entre un 24 y 26 por ciento de depreciación del salario".