El Gobierno va a trasladar a los inmigrantes la Ciudad y el conurbano bonaerense a otro lugar. Los echará de estos dos sectores.

El proyecto fue revelado por el portal Infobae y también apunta a los argentinos que son del interior y viven en Buenos Aires.

Con el slogan de "descentralizar el país" como excusa, el macrismo aplicará una receta a lo Donald Trump y empezó a trabajar en un ambicioso plan para trasladar a los inmigrantes extranjeros y los argentinos del interior que viven en el conurbano bonaerense o en la Capital Federal hacia centros urbanos o zonas rurales de las diferentes provincias.

Según cuenta Infobae, "el denominado "proyecto de reorientación de los flujos migratorios internos de la Argentina" contemplará una fuerte campaña de concientización para trasladar al interior del país a aquellos inmigrantes que realizan sus trámites de radicación y para los que ya están viviendo en el Gran Buenos Aires o en la Ciudad de Buenos Aires, al igual que los argentinos del interior que están en esa misma zona".

Afirma que la iniciativa prevé desde el ofrecimiento de tierras del Estado en diferentes provincias hasta programas sociales, asistencia sanitaria y educativa. "Se busca que no haya un "inmigrante ciego", es decir aquel que no logra percibir que hay en el interior del país buenas condiciones de vida para poder instalarse y que cree que la única opción de habitat es el área metropolitana de Buenos Aires", pone el portal en palabras del Gobierno el plan de Mauricio Macri para echar de la Ciudad y el conurbano a los inmigrantes.

Un informe de la Dirección Nacional de Migraciones que se realizó recientemente señala que el 82% de los 285.000 inmigrantes extranjeros que se radicaron entre el 2016 y lo que va de este año en la Argentina viven en el primer cordón del GBA o en la Ciudad de Buenos Aires.

"Como ocurre en todos los lugares del mundo, la intención del Gobierno es trabajar para que haya una migración ordenada, regulada y segura", dijo a Infobae el director de Migraciones, Horacio García.

Desde el próximo mes el Gobierno lanzará una fuerte campaña de "concientización" para apoyar el traslado hacia el interior con apoyo estatal de diferentes provincias que ofrezcan mejoras laborales y de calidad de vida.