El actor Gerardo Romano confesó que probó cocaína y que deasde el nacimiento de su hija cambió su mirada sobre la mujer en la sociedad, durante una extensa entrevista con Luis Novaresio.

LEÉ MÁS: Novaresio: "Carrió es una intolerante"

A la pregunta de si ganó mucha plata con su profesión, el actor de El Marginal reconoció: "Soy una persona austera y muy frugal. No uso alhajas, autos, motos, viajes, cocaína, putas, chongos".

Embed

LN- ¿Nunca cocaína?

GR- ¿Si consumí? La conozco. ¿Vos consumiste?

LN- Nunca.

GR- ¿Marihuana?

LN- Una vez cuando me recibí de abogado y me pegó tan mal que no volví.

Luego, aprovechando la respuesta inicial del actor, el periodista le consultó sobre si alguna vez acudió a una prostituta y Romano comentó su cambio de opinión sobre el tema.

"Si, he curtido. Me he arrepentido. Tengo una actitud muy crítica. Tengo una hija que amo, tiene 12 años, se llama Rita y cambió mi mirada sobre la mujer. Yo me creía muy amplio pero despojarme de la misoginia, de ser un macho en una falocracia, se completó cuando nació mi hija. Cuando empece a ver desde el profundo amor de un padre a un hijo, empecé a ver de verdad lo que era ser mujer en medio de esta sociedad tan despreciable. No podría tener una relación prostibularia nunca más después de Rita", sintetizó.