El papa Francisco confirmó este viernes que el año próximo no viajará al país, al brindar un mensaje a través de un video, en el que ponderó una "cultura del encuentro que supera todas estas culturas del descarte que hoy en el mundo se ofrecen por todas partes".

"Está de más decir que yo hubiera querido ir a Argentina a beatificar a Mama Antula y a canonizar al Cura Brochero, pero no pude hacerlo, no es posible. Ustedes no saben cuánto me gustaría volver a verlos. Y tampoco podré hacerlo el año próximo porque ya están compromisos fijados para Asia, África, y el mundo es más grande que Argentina, y bueno, pero hay que dividirse, dejo en manos del Señor que Él me indique la fecha", señaló el Papa.


Embed

Además, Francisco pidió al pueblo argentino que "se ponga la Patria al hombro" y trabaje para crear la "cultura del encuentro", en el video de 11 minutos difundido este mediodía desde el Vaticano.

"Es el amor a la Patria que me lleva a pedirles, una vez más, que se pongan la Patria al hombro, esa Patria que necesita que cada uno de nosotros le entreguemos lo mejor de nosotros mismos para mejorar, crecer, madurar", afirmó Jorge Bergoglio en el mensaje de tono coloquial, mirando a la cámara del Centro Televisivo Vaticano (CTV).

El mensaje a los argentinos se conoció a 15 días del segundo encuentro que tendrá el presidente Mauricio Macri y Francisco en el Vaticano, en momentos en que la Iglesia argentina pide que se llame a un diálogo social entre los sectores de la producción y el trabajo, y el gobierno avanza en esa línea al convocar en las últimas horas a gremios y empresarios, tras un nuevo cónclave que mantuvo ayer con la cúpula de CGT.

Según confiaron fuentes oficiales a la agencia Télam, el mensaje papal fue muy bien recibido en el Gobierno, quien conocía su contenido con anticipación desde anoche, y lo calificaron como "tranquilizador", de cara al segundo encuentro que mantendrán dentro de dos semanas en el Vaticano.

En línea con lo que representa uno de los ejes discursivos de su pontificado, Francisco aseguró que el compromiso de trabajar por la Patria "nos hará lograr esa cultura del encuentro que supera todas estas culturas del descarte que hoy en el mundo se ofrecen por todas partes".

En ese marco, el Papa pidió por "una cultura del encuentro donde cada uno tenga su lugar, que todo el mundo pueda vivir con dignidad y que se pueda expresar pacíficamente sin ser insultado o condenado, o agredido, o descartado. Esa cultura del encuentro que todos tenemos que ir buscando, con la oración y la buena voluntad".

En el mensaje, Francisco ratifica además que en 2017 no podrá visitar la Argentina por los compromisos ya asumidos, pero deja en claro que lleva al pueblo argentino "en el corazón" y expresó su "amor por la Patria".

De esta manera, el Papa da por terminadas las especulaciones y confirma con sus propias palabras la información que ya venía trascendiendo por canales extraoficiales y por comentarios de los argentinos que lo visitaron en el último tiempo en la intimidad de la residencia Santa Marta.

"Está de más decir que yo hubiera querido ir a Argentina a beatificar a Mama Antula y a canonizar al Cura Brochero, pero no pude hacerlo, no es posible", aseguró el Pontífice en referencia a la argentina convertida en beata en agosto pasado y al beato que será canonizado en el Vaticano el próximo 16 de octubre.

Tras la reunión con Francisco, programada para el sábado 15 de octubre en horario y lugar todavía a confirmar, Macri y una importante comitiva argentina participarán ese domingo en la Plaza San Pedro de la ceremonia en la que el Cura Brochero se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

"Ustedes no saben cuánto me gustaría volver a verlos. Tampoco podré hacerlo el año próximo porque ya están compromisos fijados para Asia, África, y el mundo es más grande que Argentina, y bueno, pero hay que dividirse. Dejo en manos del Señor que Él me indique la fecha", sostuvo el Papa en el mensaje difundido en la tarde romana, mientras Francisco llegaba a Georgia en la primera escala de un viaje de tres día al Cáucaso.

Pobreza

Las palabras del Papa llegan también apenas dos días después de que el Indec difundiera los resultados de una encuesta oficial que dio cuenta de la existencia de 13 millones de personas en situación de pobreza, es decir una de cada tres personas.

Francisco dijo además que le "llama la atención que a la Argentina se le alaba por su geografía, su riqueza. Tenemos de todo: montañas, bosques, llanuras, costas, todas las riqueza en minería" pero destacó que "la riqueza más grande que tiene nuestra Patria es el pueblo".

"Ese pueblo que sabe ser solidario, que sabe caminar uno junto a otro, que sabe ayudarse, que sabe respetarse, es ese pueblo argentino que no se marea, que sabe encontrar sabiduría, y cuando se marea, los otros lo ayudan a que se le vaya el mareo", dijo el Pontífice y agregó: "Yo a ese pueblo argentino lo respeto, lo quiero, lo llevo en mi corazón".

Para finalizar su mensaje, en tono coloquial e informal, Francisco le dijo a los argentinos que, "aunque no podamos estrecharnos la mano, cuenten con mi memoria y mi oración para que el Señor los haga crecer como pueblo" y añadió: "Pueblo que se reencuentra, trabaja unido y busca la grandeza de la Patria, esa Patria que es propia, es nuestra, no es de los otros, es nuestra".

"Queridos hermanos, queridos compatriotas, me siento hablándoles como en casa. Gracias por todo lo bueno que hacen cada día. Que el Señor los bendiga", sostuvo y propuso a los argentinos que "hagan alguna obra de misericordia todos los días o cada dos días", en el marco del Año de la Misericordia que estableció.

En esta nota