El PAMI desplazó a la funcionaria que firmó la privatización de la atención médica en Gualeguaychú. Marta Charadía le entregó el millonario contrato a una compañía fundada por el jefe de la obra social nacional, Sergio Cassinotti. Reemplaza ahora a la médica un ingeniero militante del PRO.

Cuando Cassinotti eliminó todos los convenios del PAMI en el país de manera unilateral, el Colegio Médico de Gualeguaychú se negó a aceptar las nuevas condiciones compulsivas, lo que llevó a que los afiliados no reciban atención de especialistas por seis meses, como reveló un informe especial de El Destape. La encargada de llevar adelante la frustrada negociación durante seis meses en medio de la crisis fue la titular de la Unidad de Gestión Local (UGL) Concordia, Marta Lucía Charadía.

La discrepancia refería al dinero. La versión oficial hablaba de honorarios similares o con una quita ínfima respecto a los previos. Sin embargo, el presidente del ente que representa a los médicos de la ciudad le precisó a este medio que la disputa se debía a un recorte del 86%. Mientras ellos facturaban$ 176 la consulta, el PAMI les propuso $ 24,50.

El conflicto no logró su coto gracias a los avances de alguna de las partes, sino que obtuvo un punto de inflexión con la intromisión de un tercero. Nativus SRL le arrimó una carpeta con una propuesta a la obra social estatal. Sin vueltas, la empresa le explicó que había comenzado a gerenciar el policonsultorio de OSUTHGRA en Gualeguaychú, inaugurado en mayo, y prometió reinstaurar la atención a los 18.000 jubilados que no la tenían hacía seis meses.

"La empresa Nativus -que es prestadora de PAMI desde hace 10 años- le informó al instituto que podría ofrecer la prestación con médicos especialistas desde los consultorios de la obra social de UTHGRA, consultorios que Nativus gerencia para esa obra social", argumentaron desde el PAMI a este medio.

Nativus fue fundada por el propio Cassinotti en 2007, de acuerdo a lo que pudo saber El Destape. Desde el entorno del empresario a cargo de la atención a los adultos mayores agregaron que en 2011 vendió su participación en la sociedad a Terapia Intensiva Unidad Coronaria Austral SRL (“TIUC”), una ignota firma de Tierra del Fuego.

Charadía no hesitó en entregarle el contrato a esta compañía, que contó con el aval del enviado del PAMI central Diego Villalvilla para apurar las gestiones. El kinesiólogo creó con Cassinotti otra empresa en 2015, Soluciones Integrales para Empresas de Salud SA. Con su socio en la obra social, Villalvilla dejó su cargo de plantilla y de escasas responsabilidades en el organismo para escalar a asesor de la dirección ejecutiva con sueldo de subgerente.

Consultados por este medio por la participación de Villalvilla con Nativus, desde PAMI explicaron que se lo convocó por ser “una persona que puede resolver conflictos”. Sin embargo, pocos detalles le requirieron los funcionarios a la compañía fundada por Cassinotti. Con menos de diez profesionales le factura al PAMI los mismos $ 442.000 que le proponían al Colegio Médico, que cuenta con 240.

Los doctores que consiguió Nativus al momento del contrato tampoco viven en Gualeguaychú, sino que debían trasladarse desde otros puntos de Entre Ríos e incluso de Buenos Aires para atender por algunas horas.

El Destape reveló la privatización del PAMI el 1 de diciembre en una emisión especial, para lo que viajó a la ciudad entrerriana el 24 de noviembre, para lo que notificó a las autoridades del PAMI del informe para requerirles comentarios.

Pocos días después, el 28 de noviembre, Cassinotti firmó la Resolución 1173, por medio de la cual limitó las funciones de Charadía y ordenó su traslado. Lejos de un castigo por contratar a Nativus, la disposición se asemeja a un premio. La funcionaria asumió su cargo político en 2016 y ahora pasó a la planta permanente del ente estatal, cuando le restan parvos años para jubilarse. Además, la ubicó de encargada en la Boca de Atención Urdinarrain, su pueblo natal que cuenta con sólo 9.000 habitantes.

Acto seguido, con la Resolución 1179 del mismo día, Cassinotti designó como titular de la UGL-Concordia a Lucas Aníbal Larraz, un militante del núcleo duro del PRO entrerriano. Ambas decisiones fueron publicadas en el boletín oficial del INSSJP.

LEER MÁS: El funcionario que autorizó la privatización del PAMI fue socio de Cassinotti

En esta nota