El Gobierno rescindió los contratos de todos los médicos de cabecera del PAMI a partir del 30 de noviembre, según asegura el portal El Disenso, lo que conlleva una nueva reducción en el servicio de salud de los jubilados.

En el día viernes, sin ningún tipo de aviso previo, todos los médicos de cabecera del sistema PAMI recibieron telegramas de despido con recesión de contrato a partir del último día del mes de noviembre, según la resolución N° 1895/DE/16 que firmó el titular de la obra social, Carlos Regazzoni.

Tiempo atrás, Regazzoni aseguro que "la implementación de este nuevo modelo" los tenía contentos: "era una deuda con nuestros jubilados y es agradable darles esta buena noticia. A partir del 1 de diciembre tendremos un esquema mucho más flexible".


En esta nota