En un nuevo intento por reflotar la denuncia de Nisman de encubrimiento del atentado a la AMIA, el ex vicecanciller Alberto García Moritán declaró ante el juez Claudio Bonadio que el memorándum con Irán buscaba la impunidad de los acusados. Los dichos del ex funcionario fueron resaltados al tratarse de un ex integrante del Ministerio de Relaciones Exteriores durante el kirchnerismo.

LEE MÁS "Macri vuelve a meter presión por el caso Nisman"

Lo que no se destaca tanto es que García Moritán abandonó su cargo en 2008, cuatro años antes de se arreglara el pacto con país persa, y que actualmente es funcionario de Mauricio Macri. El Presidente insistió días atrás en la hipótesis del homicidio por la misteriosa muerte del fiscal.

Declaración de Roberto García Moritan

"La posición de Argentina siempre fue la de no negociar con Irán, hasta que Cristina cambió de posición", afirmó Moritán ante Bonadio. Sin embargo, el ex vicecanciller dejó su cargo en 2008, mucho antes de que comenzaran los contactos para lo que luego fue el memorando de entendimiento, que se firmó finalmente en 2013.

Además, García Moritan fue designado en la actual gestión. Fue convocado en enero para formar parte del Cuerpo Permanente Activo del Servicio Exterior de la Nación, según el decreto 210/2016. A partir de allí, acompañó a Macri y Malcorra a la cumbre nuclear.