El conductor Jorge Rial responsabilizó a la policía y al comisario de la Comisaría 31 por el robo que sufrió en el barrio de Palermo. En medio del relato dejó un mensaje político acerca del desafuero del diputado Julio De Vido.

"Mientras metían preso a un chorro, había cien robando en la ciudad de Buenos Aires", afirmó Rial, picante. El mensaje puede interpretarse como una crítica al excesivo operativo que se montó para detener a De Vido.

Rial contó que en la zona, sólo el día miércoles, le robaron a un sonidista de radio La Red, a un camarógrafo de América y hubo un ataque de delincuentes en la avenida Córdoba.

Embed

"No me podía sacar el reloj, por eso parecía que yo me resistí. Fue hasta que se rompió el reloj. No fue un robo al voleo, por lo que ví me habían marcado", afirmó Rial.

"Hace treinta años que camino estas calles. Nunca me sentí inseguro, nunca miré para todos lados. Siento impotencia, hoy somos rehenes de los delincuentes", afirmó el conductor de Intrusos.

En esta nota