"Por su trayectoria, el contexto electoral y por sus sólidos resultados este año se estima una alternativa de inversión de alto rendimiento", dice un análisis sobre inversiones recomendadas en Argentina y resalta con tipografía negrita dos palabras: "Alto rendimiento".

La empresa analizada es Caputo SA, de Nicolás Caputo, amigo entrañable del presidente Mauricio Macri, que vio crecer su compañía de la mano del "récord de licitaciones ganadas indirectamente a través de la Sociedad S.E.S." y elevó la cotización de sus acciones en la Bolsa de Valores porteña, precisa el trabajo del Centro Latinoamericano de Inversiones (Celai).

En los últimos diez años, la constructora de Caputo multiplicó su facturación anual más de 44 veces y pasó de 45 millones a 2000 millones de pesos. Así se convirtió en la empresa del sector que "se lleva todas las miradas este año" y sobresale entre las 25 compañías similares que operan en la Argentina, según explicaron los analistas de Celai en un informe reservado para inversores al que tuvo acceso El Destape.


Para lograr ese desarrollo, la empresa del amigo del presidente y ex jefe de Gobierno porteño tuvo un crecimiento sostenido durante 15 años. Durante ese período su participación en la obra pública estuvo en torno al 13 por ciento de su facturación pero esa porción creió "cerca del 18 por ciento y va en aumento", señalaron en el documento y precisaron que en los últimos 9 meses las empresa "presentó una ganancia de $84,3 millones".

Ese dato fue "sorprendente" para su capitalización de mercado en "un contexto sumamente adverso con caída de la actividad de la construcción, lo que hace pensar en su enorme potencial para este 2017", evaluaron.

"El incremento en la cartera de obra pública, que ha pasado desapercibido para la mayoría, se debe al record de licitaciones ganadas indirectamente a través de la Sociedad S.E.S. dedicada a obras de arquitectura, ingeniería y mantenimiento, por un monto cercano a $1.000 millones, en la que Caputo S.A. tiene una participación del 50 por ciento", detallaron los analistas.

Esas licitaciones ganadas fueron "principalmente del Gobierno Porteño, del Ministerio de Salud, Educación, de Ambiente, el de Desarrollo Urbano, Autopistas Urbanas". Pero también Caputo logró quedarse con "los trabajos (que) se expanden paulatinamente hacia Nación con obras y mantenimiento para el Ministerio de Planificación Federal y Salud".

Así se quedó con las tareas que se desarrollaron el los hospitales Posadas, Moyano y Ameghino; y otros proyectos importantes como el Reactor RA-10 Atucha, la sede de la Municipalidad de Malvinas Argentinas y la remodelación del Teatro 25 de Mayo.

Los vínculos de Caputo no sólo están en el sector público. Los analistas resaltaron también sus otras relaciones: es elegido por IRSA en la construcción del Shopping Abasto o ampliación del Llao-Llao, Consultatio en su emblemático Nordelta o TGLT para la construcción de la exitosa cadena de Edificio Astor, en el barrio porteño de Palermo.

En esta nota