El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pasó un mal momento durante una recorrida por la villa de emergencia La Carbonilla en el barrio porteño de La Paternal.

Vecinos del lugar escracharon al jefe comunal con reclamos fuertes sobre su gestión.

Embed

El alcalde no se quedó callado y respondió de mala manera a las personas que se encontraban reclamando.

Desde el barrio denunciaron que estaba "montando un espectáculo mediático antinarcotráfico" y que casi no ingresó al barrio. Además, estaba custodiado por gendarmería y la policía federal, con un cerco para que los vecinos no se acerquen.

En esta nota