Desde Chaco, el presidente Mauricio Macri se refirió a la represión de las fuerzas de seguridad a las comunidades originarias, pero evitó mencionar el caso de Rafael Nahuel, asesinado por la espalda por Prefectura Naval el sábado.

El Presidente recorrió una planta de tratamiento cloacal en Resistencia, donde subrayó que “tener cloacas y agua potable es mejorar la calidad de vida y también es dignidad”, lo que dijo que “se logra trabajando en equipo, dialogando”.

“Todo lo contrario de lo que es la violencia, que nuevamente hemos visto cómo grupos minoritarios intentan llevarnos a esa agenda”, comparó.

LEER MÁS: Nora Cortiñas pidió la renuncia de Patricia Bullrich

“Por suerte para ustedes está pasando muy lejos de acá, en el sur, pero es parte de nuestro país”, aclaró Macri sobre Río Negro, provincia donde la fuerza de seguridad que dirige la ministra Patricia Bullrich asesinó a Nahuel el fin de semana, y sobre Chubut, donde Gendarmería mató a Santiago Maldonado.

“Nosotros queremos que en toda la Argentina se conviva de una manera respetuosa, respetando la ley, que es respetar al que tenemos al lado”, dijo el mandatario.