Por la baratija en indumentaria y ropa en Chile provocó que este fin de semana largo se generaran filas de 15 kilometros de personas para cruzar la frontera al país vecino.

Según Migraciones, hasta el viernes a las 12 de la noche pasaron 7.600 personas y el sábado hasta las 18.30 salieron 6.500 personas, mientras que ingresaron 6.000. Se calcula que unas 15.000 personas fueron de compras y volvieron.

Este fenomeno genera su debido impacto en la economía local. Mendoza, provincia vecina al país fronteriso no para de caer en ventas. La Federación Económica Mendoza confirmó el pésimo momento del comercio con una caída en septiembre del 8,24% con respecto a igual mes del año pasado.

Por su parte, miles de personas de distintas provincias del nordeste argentino llegaron hoy a Posadas y formaron hasta cinco kilómetros de cola, con el propósito de cruzar a Paraguay para comprar mercaderías, a raíz de la marcada diferencia de precios en la mayoría de los productos entre ambos países.

La reiteración de las masivas excursiones de compras a Paraguay y Brasil llevó al gobierno de Misiones a reclamar a la Nación compensaciones, como por ejemplo la reducción del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) y un régimen fiscal diferenciado, para evitar las pérdidas al comercio local.

Pasadas las 9 de este lunes, la fila de vehículos superó los cinco kilómetros de extensión por la vía Costera, que corre paralela al río Paraná, hasta la ruta nacional 12, en tanto que decenas de ómnibus de larga distancia fueron estacionados en las inmediaciones.

Si bien no se dieron a conocer cifras de la cantidad de personas que al promediar la mañana traspuso el puente internacional, fuentes cercanas a Migraciones, Aduanas y Gendarmería Nacional, estimaron que unas 40 mil personas se trasladarían al vecino país durante la jornada.

Según se supo, las preferencias de los compradores argentinos están centradas en los productos electrónicos, vestimenta, calzados y electrodomésticos.

La vecina localidad paraguaya de Encarnación, además de gastronomía típica, ofrece una atractiva costanera y playas sobre el río Paraná por lo que muchos argentinos también se trasladan a hacer turismo.

De acuerdo con informes periodísticos, un panorama similar se registró hoy en Puerto Iguazú, donde miles de turistas que visitaron las Cataratas del Iguazú, también optaron por realizar compras en Foz de Iguazú, Brasil, cruzando por el puente internacional Tancredo Neves.

En esta nota