Comienzan los tiempos de definiciones de cara a un año electoral en el que la imagen de Mauricio Macri cae mes a mes y la confianza en su gestión está en su peor momento. Y estos indicadores preocupan a los gobernadores opositores que desde diciembre de 2015 muestran un estrecho vínculo con Cambiemos.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, es el que mejor relación tiene con la Casa Rosada. Tal es así que a los seis meses que asumió Macri, Urtubey blanqueó que se siente "más cómodo" con esta gestión que con la de Cristina Kirchner.

La ex Presidenta tomó nota y entre sus más cercanos afirma que "el gobierno de Salta no representa al Frente para la Victoria". Por eso, Máximo Kirchner viajó a esta provincia y mantuvo un encuentro con el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, y el ex diputado nacional y referente del Partido de la Victoria, José Villariño. Además, en la reunión estuvo presente el secretario general de La Cámpora Andres Larroque.

LEER MÁS: Murió un chico wichí en Salta cuando viajaba en busca de ayuda

Esta foto es la demostración de que el Frente para la Victoria se prepara para enfrentar a Urtubey. Villariño recibió la bendición de CFK para encabezar la lista de diputados del FpV y en la reunión dialogaron sobre la situación social y económica del país y de Salta. Los dirigentes coincidieron en el duro impacto social que vienen causando las políticas económicas llevadas adelante por el gobierno de Macri.

Ante esto, Urtubey se muestra desesperado por no perder poder en la Cámara de Diputados (Salta renueva tres bancas) y busca aliarse con el conservador Juan Carlos Romero. Este ex gobernador salteño fue un fiel representante de la política menemista ya que privatizó el banco de la provincia, la empresa de energía y los juegos de azar. El dirigente es investigado por enriquecimiento ilícito y es sindicado como propietario de la mitad de la tierra de Salta.

En este contexto, Urtubey afronta una compleja situación social en Salta, que se agudiza día a día por las consecuencias de las políticas de Cambiemos. Los casos de desnutrición infantil no cesan y se registró un aumento del déficit nutricional en niños menores de dos años. De un índice de 1,4% en 2015, los datos de 2016 marcan un aumento al 1,7%, según la secretaria de Nutrición de esa provincia, Gladys Pernas.