El jurado de Bailando por un Sueño, integrado por Moria Casán, Marcelo Polino, Ángel de Brito y Pampita, se vio afectado por la crisis dentro del Grupo Indalo. Los cheques de sus sueldos fueron rechazados y no pudieron cobrar sus sueldos. Los jurados no descartan tomar medidas de protesta.

Según informó el portal Infobae, los afectados están evaluando tomar medidas de protesta, luego de no cobrar el sueldo de septiembre por rechazo de cheques.

Los miembros del jurado enviarán una carta de documento denunciando la situación.Desde el Grupo Indalo se excusaron explicando que el problema en el pago tiene que ver con la suspensión del Banco Finasur, propiedad de Cristóbal López.

Desde el entorno de Marcelo Tinellidesconfían de las promesas del grupo comprador, dirigido por Ignacio Rosner, que mantiene deudas tanto con el propio conductor como con parte de sus empleados.

Actualmente, hay atraso en el pago a proveedores, problemas de caja chica y más de 27 cheques rechazados, que se suman al reciente caso del jurado de Showmatch.