El Mundo llora la muerte de los 76 pasajeros del charter de Lamia, entre los que estaba casi todo el plantel del Chapecoense. El conjunto brasileño iba a disputar la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional de Medellín y ahora deja varias historias emotivas.

Una de ellas pertenece al volante Thiaginho. El jugador, que fue titular en el encuentro contra San Lorenzo que terminó 0 a 0, se enteró días antes de viajar que iba a ser papá. Ahora su mujer, de 18 años, deberá criar al niño en soledad.

Embed

El jueves pasado, este humilde equipo de medio siglo de existencia clasificó a su primera final continental. Con mucho esfuerzo, aguantó el 0 a 0 de local para dejar atrás a San Lorenzo. La cuenta oficial de Twitter del club pidió que se los recuerde con los festejos en el vestuario, todos felices y cantando por el logro obtenido.

Embed

Otro caso fue el del hijo del DT de Chapecoense, Caio Junior. De nombre Matheus Salori, contó que iba a tomar el vuelo chárter para acompañar a los jugadores a Medellín, pero que finalmente no pudo hacerlo porque se olvidó el pasaporte. "Mi hermano y mi madre están bien. Precisamos de fuerza y que nos den un poco de privacidad", pidió el joven a través de su cuenta de Facebook.