El presidente de la Nación, Mauricio Macri, esbozó un saludo en mandarín en medio de un acto público que dio en Beijing.

"Ni hao" (hola) dijo el jefe de Estado al abrir su exposición ante empresarios chinos y argentinos, ante lo que fue aplaudido por los presentes, en el dicurso que dio en el moderno hotel China World Summit Wing, la torre más alta de Beijing.

Embed

Ante empresarios chinos y argentino, el Presidente resaltó que su objetivo es que el país se convierta en el "supermercado del mundo" para lo cual necesita "agregarle valor a las valiosas materias primas que producimos".

Según un comunicado de prensa oficial, el mandatario sostuvo que hay "millones de hectáreas por desarrollar" en la Argentina e invitó a los empresarios chinos a realizar inversiones para la explotación de esos recursos. En otro tramo de su discurso, Macri destacó la importancia estratégica que tiene China para la Argentina al recordar que es "el segundo socio comercial y un importante inversor", y señaló que el futuro "es mucho más relevante de lo que sucedió en el pasado" de la relación bilateral.

"Nada supera lo que se logra en el ida y vuelta entre las personas. Tenemos que apostar cada vez más a entendernos, conocerlos y aumentar la confianza entre nosotros, que es el elemento central que dinamiza y potencia el futuro de todos", puntualizó.

En esta nota