El intendente de Cambiemos en General Pueyrredón (Mar del Plata), Carlos Arroyo, fue consultado sobre sus expectativas para el 2018 y las inversiones que el Gobierno promete que llegarán este año. Su respuesta, lejos de apuntar a decisiones políticas, generó polémica: “Vamos a mandar a alguna chica bonita a convencer empresarios que vengan a invertir a Mar del Plata".

La frase que despertó la polémica y el enojo de parte de diversos sectores de la sociedad. En una entrevista con medios locales como 0223.com, el jefe comunal oficialista explicó sobre “el desafío del parque industrial" y destalló: "Obviamente lo vamos a agrandar si Dios quiere este año todo lo que podamos; tenemos proyectadas con el ingeniero Del Ollio cloacas, tenemos una extensión de agua corriente, tenemos que conseguir unos pesitos más para hacer un poco de asfalto”.

LEÉ MÁS: Un intendente de Cambiemos confesó que el Gobierno lo ayuda por la campaña

En ese momento, lanzó: “Después vamos mandar a alguna chica bonita a convencer empresarios que vengan a invertir a Mar del Plata".

Asimismo, el intendente fue consultado por los femicidios ocurridos durante 2017 en la ciudad y la política de seguridad que calificó como "la mejor de la provincia", a lo que respondió que durante el año que comienza se buscará crear "una gran campaña publicitaria de comunicación". "Vamos a trabajar cabeza a cabeza con las familias", aseguró.

Además, Arroyo opinó que los femicidios no son un delito que pueda resolverse con mayor presencia policial, sino que la única forma es "con educación y cultura". Y en ese sentido aclaró: "Y con la eliminación del machismo tradicional en Argentina, una enfermedad no sé por qué motivo".

Asimismo, el intendente volvió a cargar sobre el rol de la mujer y sentenció: “El día que logremos igualar en la mente de cada argentino y que comprenda que una mujer es igual a un hombre y un poco mejor, porque además nació para ser madre y nosotros no".