El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, fustigó al conductor Marcelo Tinelli al advertir que su programa "ShowMatch" es "uno de los símbolos arquetípicos de la decadencia cultural argentina", pese a alcanzar "marcas altísimas en el rating de la vulgaridad", y le hizo un peculiar pedido: que deje de usar la frase "por Dios" en ShowMatch.

En una carta de lectores publicada este jueves por el diario platense El Día, el prelado dijo ser "consciente de la impopularidad" de su afirmación, pero consideró que "la necesidad de alertar se impone".

"Uno de los símbolos arquetípicos de la decadencia cultural argentina es, según mi opinión, el programa del señor Tinelli, aunque alcance marcas altísimas en el rating de la vulgaridad", sostuvo.

Monseñor Aguer enfatizó: "Entre otras lindezas, se presenta risueñamente en ese espectáculo, la crónica actualizada, como si fuera lo más natural del mundo, de la fornicación, el concubinato o el adulterio de los protagonistas del mundo de la farándula".

"Aunque suene odioso, o parezca demodé, tengo que sentenciar: es un mal ejemplo; todo de una impudicia desvergonzada", aseveró.

Al señalar a Tinelli, el arzobispo platense expresó: "Quizá alguien podría sugerirle al poderoso animador que, por lo menos, no repita continuamente la frase 'por Dios...', aunque para él no signifique nada". "Pienso en el segundo mandamiento de la ley judía y cristiana: 'No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios, porque él no dejará sin castigo al que lo pronuncie en vano", subrayó, citando el Deuteronomio Por último, monseñor Aguer advirtió a Tinelli: "Dios no tiene nada que ver con lo que allí se muestra".

Aguer, vinculado al sector más conservador de la Iglesia y al que algunos consideran enfrentado con el papa Francisco, suele utilizar su columna semanal en el programa televisivo "Claves para un mundo mejor" para polemizar y abrir debates sobre los temas más dispares.

El 26 de agosto del año pasado, Aguer dijo que "la masturbación es animaloide", cuestionó el "petting" por su carácter exhibicionista y consideró que "un homosexual para vivir en gracia de Dios debe ser casto", por lo que la CHA lo denunció ante el Inadi.

Tres días antes, Aguer había criticado la "cultura fornicaria" actual y la secretaría de Derechos Humanos pidió rechazar sus afirmaciones por "autoritarias" y "discriminatorias".

En esta nota