Bochorno episodio se vivió en la Cámara de Diputados después del chicanero tuit de Eduardo Amadeo, donde acusó al kirchnerismo y al massismo de juntarse y no querer "dar número para votar la ley contra empresarios corruptos".

"Es una vergüenza que tenga la boca cerrada y el dedo tan rápido y ágil para montar operaciones", lanzó la diputada Graciela Camaño en medio de la sesión.

LEER MÁS: Cayó la cantidad de víctimas rescatadas de la trata de personas

"Lo conmino al diputado a borrar estos tuiters y trabajar con seriedad. Es un bochorno. Quisiera saber cuál es la expresión que ha desarrollado el Frente Renovador para que el diputado cometa semejante afrenta", apuntó Camaño.

Embed