El presidente Mauricio Macri participó esta mañana del tradicional Tedeum del 25 de Mayo, a cargo del arzobispo Mario Poli. En plena misa, cuando se iba a leer el Evangelio, Macri amagó a hacer la señal de la cruz y solo se toco la boca.

Macri estuvo acompañado los otros integrantes del Gobierno recorrieron a pie el trayecto desde la Casa Rosada hasta la Catedral.

LEER MÁS: Otra vez, una Plaza de Mayo vacía recibió a Macri

Cuando se comenzaba la lectura del "Evangelio de nuestro señor Jesucristo según San Juan", los asistentes y las autoridades eclesiásticas se persignan tres veces dibujando cruces pequeñas en la frente, la boca y el pecho. Macri amagó a hacerlo, pero quedó a medio camino y solo se tocó la boca.

Embed

En esta nota