Hace poco más de un mes entró en vigencia la eliminación de los aranceles a la importación de tecnología. La medida, prometía el Gobierno, iba a reducir drásticamente los precios y ponerlos más en línea con los valores internacionales. Sin embargo, hasta el momento los precios de las notebooks y tablets siguen estando muy por encima de lo que cuesta comprarlos en el exterior.

La medida volvió sobre la arena pública luego de que el Presidente Mauricio Macri compartiera en su cuenta de Facebook una nota del diario Clarín que aseguraba, precisamente, que hubo una reducción de hasta el 40% en los precios de las computadoras por la medida y que los precios ya estaban en línea con los de Chile.

Embed

El Destape relevó los precios en las principales cadenas de electrónica del país y de tiendas online de los Estados Unidos y allí observó que la diferencia entre lo que se paga acá y lo que se sale en EE.UU. por dispositivos iguales o muy similares llega hasta el 110%. Por ejemplo, Mac Book Pro 13" de 256 GB sale en la actualidad 2865 dólares en Argentina, cuando se consiguen en EE.UU. a 1738 dólares. Inclusive, si se sumara el impuesto aduanero (50% sobre el excedente de U$300), ese mismo producto costaría 2.457 dólares. El valor argentino estaría en un 15% más en moneda estadounidense.

Si la comparación es con el país trasandino, una notebook Lenovo Core i3 de 4 GB de RAM y 1 Terabyte de disco rígido puede costar entre 670 y 700 dólares en las principales cadenas argentinas. Computadoras de la misma marca y de modelos con similar potencia salen alrededor de 400 dólares en el sitio chileno de Mercado Libre. Con impuestos aduaneros, el costo aumenta a 450 dólares, lo que sigue haciendo más rentable comprarla en el exterior que comprarla (importada) en un comercio local.

Los precios, en pesos:

Embed