En medio de un conflicto gremial, el INDEC defendió el despido de 80 empleados, medida que fue rechazada por los sindicatos de empleados estatales. Esos trabajadores, según el INDEC, "no cumplían con los requisitos mínimos para el normal funcionamiento del servicio estadístico".

El organismo de estadísticas explicó que, a partir de una auditoría interna, "se concluyó que en diversas áreas existía un alto incumplimiento de tareas, incompatible con la relación contractual".

"Así, excluyendo inasistencias por maternidad, embarazo, vacaciones, accidentes y licencias de largo tratamiento, se relevó un abuso de inobservancia laboral por parte de 80 empleados, de un total de 1.470, a quienes se les rescindió su contrato a partir del mes de abril del corriente", indicó en un comunicado.

LEER MÁS: Tras ser filmado cuando maltrata a mujeres, el titular del INDEC salió al cruce

Además, el organismo que dirige Jorge Todesca señaló que "en este conjunto, quienes menos contravinieron sus obligaciones, sólo desempeñaron tareas uno de cada tres días del año". Acusó que "de los aproximadamente 240 días hábiles correspondientes a 2016, los contratos cancelados corresponden a quienes, por diferentes mecanismos, no cumplieron tareas entre un mínimo de 43 y un máximo de 103 días del año, sin contar los períodos legales de descanso, licencias por maternidad o por enfermedades prolongadas".

Ante esta situación, los trabajadores del INDEC enrolados en ATE y UPCN se declararon "en alerta y movilización", y realizaron una ruidosa protesta frente al edificio del instituto.

Todesca había agredido verbalmente a una trabajadora del organismo a mediados de marzo, cuando los empleados exigían que se les pague un plus salarial que les corresponde.

En esta nota