El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, asistió el pasado sábado a la "marcha por Jesús", una celebración de los 500 años de la Reforma Protestante y evangelistas.

"Les quiero pedir algo, de corazón: oren por nosotros", pidió el funcionario durante el cierre del acto en la Plaza del Congreso.

LEÉ MÁS: El pedido de padres y madres a Larreta que se viraliza en las redes

Lo extraño del evento fue que en el medio del acto y frente a las casi 25 mil personas que se habían concentrado en el lugar le realizaron una especie de exorcismo sobre el escenario.

Embed

"Por el poder del Espíritu Santo. Señor queremos que nuestros gobernantes caminen con un corazón compasivo. Oramos por sus familias. Señor, la presión que está sobre ellos, los sostenemos en oración. Tú sabés lo que tienen que enfrentar cada día", esbozó uno de los organizadores de la marcha, mientras que a Larreta lo sujetan varias personas, como dándole buenas energías.