Sergio Maldonado afirmó que el juez federal Guido Otranto no lo recibe ni toma declaración a testigos y anunció que recusará al magistrado en el expediente que sigue por el hábeas corpus de su hermano Santiago Maldonado, desaparecido hace 49 días.

"Están los testigos para declarar y no me recibe", se quejó Maldonado, quien señaló que Otranto se comporta como "el abogado de Gendarmería".

Otranto ya fue recusado en la causa que investiga la presunta desaparición forzada de Santiago Maldonado y ahora la familia del joven anunció que ahora también lo harán en otra causa, por un pedido de hábeas corpus.

LEE MÁS "Polémica medida contra los que reclaman por Santiago Maldonado"

Maldonado consideró que Otranto "no está capacitado ni siquiera para recibirnos a nosotros" y se quejó de que "sí tiene tiempo para salir en un diario posando en fotos diciendo que mi hermano lo más probable es que se haya ahogado en el río".

"No entiendo cómo duerme a la noche o cómo se levanta a la mañana", señaló en declaraciones periodísticas, al cusetionar en duros términos al juez federal de Esquel.

El trato diferencial hacia la familia Maldonado viola la ley de Protección de Víctimas de Delitos, sancionada durante este Gobierno. La misma establece que la Justicia debe dar trato "digno y respetuoso" a las víctimas, consultarlos sobre los distintos pasos procesales y ante la eventual liberación de un condenado. Ayer, el juez no informó ni permitió acceder a la familia al operativo realizado en el Pu Lof de Cushamen.

LEE MÁS

Embed