El Gobierno nacional salió a colocar unos U$S7 mil millones de nueva deuda, en medio del cimbronazo mundial por el comienzo de la gestión de Donald Trump en los Estados Unidos. Lo hará a través de la emisión de dos nuevos bonos, que pagarán una tasa de interés de entre el 5,6 y el 6,8 por ciento, a 5 y 10 años respectivamente. Asimismo, tomará 7,5 mil millones de pesos en el mercado local, ajustados por inflación.

LEE MÁS "Una máquina de endeudarse: el Gobierno tomó U$S2 mil millones"

Según la resolución 5/2017 del Ministerio de Finanzas, que conduce Luis Caputo, el Tesoro nacional sale a los mercados financieros globales y utiliza al Bank of New York Mellon como agente fiduciario en los EE.UU.. Se trata del mismo banco de la deuda en default que fue litigada judicialmente por los fondos buitre. Además, designó como "colocadores conjuntos" a los bancos City, HSBC, JP Morgan, BBVA, Santander y Deutsche Bank, que cobrarán una comisión del 0,12% sobre el capital afectado.

LEE MÁS

Embed

La primera emisión es a cinco años, por lo que vencerá en 2022, por un monto total de 3,25 mil millones de dólares. En este caso, la tasa de interés que pagará el Estado nacional asciende a 5,625%, pagaderos semestralmente.

La segunda emisión es por un monto de 3,75 mil millones de la moneda estadounidense. Contará con un interés del 6,875% a 10 años, por lo que el vencimiento operará en 2027.

Además, el Gobierno salió a hacer lo propio en nuestro país, en donde colocará 7,5 mil millones de pesos, con una tasa de interés ajustable por CER más 2,5%. De los mismos, unos 5 mil millones corresponden a una emisión del 2016 que no se realizó en su totalidad. Este bono vencerá en 2021, ya que se emitió originalmente por cinco años, en una disposición que lanzaba al mercado 20 mil millones de pesos en títulos públicos, pero "solo" se realizó por $14,9 mil millones.

Según anunció el flamante ministro en su primera conferencia de prensa, el plan financiero del Tesoro Nacional para 2017 incluye una emisión de 43 mil millones de dólares en letras y bonos: 21 mil para nuevos títulos y 22 mil millones para refinanciar deudas existentes. El pasado martes, el Gobierno tomó 2 mil millones de dólares en una Letra del Tesoro.