De la promesa de eliminarlo a una reducción gradual y de tratarlo este año a postergarlo en 2017. El impuesto a las Ganancias se sigue demorando en las prioridades del Gobierno que ahora asegura que recién discutirá las modificaciones el año próximo.

Se trata de una nueva promesa incumplida a los gremios de la CGT, junto con paritarias por debajo de la inflación y un bono que resultó ser optativo. Solo concedió la devolución de los fondos de las obras sociales. A pesar de este panorama, en el sindicalismo se mantiene una postura negociadora.

Según precisó El Cronista Comercial, una alta fuente del Gobierno le confió que "eliminar Ganancias sería dar de baja el impuesto más progresivo del sistema tributario argentino". Esa misma fuente aseguró que, por los tiempos legislativos, el tratamiento de la reforma integral de Ganancias pasaría para el año próximo.

Embed

A poco menos de un mes para el fin de las sesiones ordinarias, el Gobierno tiene otros proyectos como prioritarios. Uno de ellos es la aprobación del Presupuesto 2017 y otro, la reforma política, con la incorporación del voto electrónico para las elecciones del año próximo. Asimismo, hay otro polémico proyecto que desvela a la Casa Rosada: la reforma del sistema de ART.


Este año hubo dos "permisos" para el no pago del tributo en el medio aguinaldo. En junio, por pedido del Frente Renovador, se incorporó este beneficio en la ley de blanqueo de capitales para aquellos que estaban exentos de pagar Bienes Personales. La otra, como concesión a los gremios, daba un "perdón fiscal" de hasta 15 mil pesos para aquellos que debían cobrar hasta $45 mil.