El Gobierno quiere eliminar el pago de las horas extras, mediante la compensación de la carga horaria dependiendo de las necesidades de la empresa. Como había adelantado El Destape, el proyecto oficial de la reforma laboral propone la creación de un “banco de horas” dentro de las compañías.

En su artículo 48, el boceto modificará el artículo 201 de la Ley de Contrato de Trabajo en beneficio de las corporaciones. La legislación ahora rezará: “El empleador deberá abonar al trabajador que prestare servicios en horas suplementarias un recargo del 50% sobre el salario habitual si se tratare de días comunes, y del 100% en sábados después de las 13 y domingos y feriados”.

“Mediante convenio colectivo de trabajo podrá planificarse y establecerse un mecanismo de permuta y/o compensación horaria, no siendo considerada la hora como suplementaria a los efectos de su cálculo, siempre y cuando las horas realizadas en exceso en un día sean compensadas por la correspondiente disminución en otro, de manera que no exceda, el el período máximo de un año, a la suma de jornadas semanales de trabajo previstas convencionalmente, ni se supere el máximo de 10 horas diarias”, continúa la propuesta redactada en el Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca, a la que accedió en exclusiva este medio.

LEER MÁS: Se conoció el polémico proyecto de reforma laboral: mirá cómo hacen más fácil despedir gente

El Ejecutivo le presentará al Congreso su anteproyecto la semana próxima. El mismo implica modificaciones profundas que, además, reduce los costos de indemnizar a un trabajador despedido y crea un fondo para pagar indemnizaciones.