Una vez más, el Gobierno apostó por una "tierna" imagen de Antonia Macri, hija del máximo mandatario y la empresaria textil Juliana Awada, para tener una mayor cercanía a la gente, aunque esta vez, una vieja fotografía estadounidense terminó revelando que se trató de un nuevo armado y no de un espontaneo acto.

A través de algunos medios cercanos al oficialismo, una foto de la hija de Macri jugando con un conejo en la Quinta de Olivos se viralizó con el título "la tierna foto de Antonia"; aunque en cuestión de minutos, los usuarios de las redes sociales lo advirtieron y, además de criticar el extremo uso de un menor de edad para levantar la imagen gubernamental, expusieron que se trató de un nuevo armado del equipo de marketing.

Es que la foto imita a una tomada a Caroline Kennedy, la hija del ex mandatario norteamericano, quien en 1962 fue sorprendida junto a su familia jugando con el mismo animal:

Embed


Esta no es la primera vez que el Gobierno utiliza a Antonia para darle un "empujón" a su propia imagen: en los distintos timbreos que realizó, Mauricio Macri eligió llevar a su pequeña hija y no dudó en fotografiarse junto a ella para las imágenes oficiales.

Embed

Embed

En esta nota