El Gobierno argentino sufrió un duro revés en su intento de que su par norteamericano eche para atrás los aranceles al biodiesel. Como respuesta al pedido de Macri, Donald Trump incrementó los impuestos antidumping un 70% más.

Esto es por la acusación de competencia desleal que los productores estadounidenses de biocombustible realizaron sobre sus pares argentinos. Así lo anunció el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, quien aseguró que nuestro país operó con "márgenes de dumping de entre 54,36% a 70,05%".

Días atrás, el Presidente Mauricio Macri se comunicó con su par estadounidense, Donald Trump, para que eche atrás el bloqueo del biocombustible argentino en el mercado de los EE.UU. La respuesta de Trump fue por el lado contrario: aumentó el arancel.

LEE MÁS

Embed

Aquel país es el mercado más grande para los productores argentinos y representaba un negocio de 1.200 millones de dólares al año. Con estas trabas, la posibilidad de competir con sus pares de California son escasas. Se trata de un duro golpe a uno de los sectores de la agroindustria que más valor agrega.

Este negocio es muy superior a la de los limones, que volverán a ingresar a los EE.UU. tras 15 años de trabas y que el Gobierno argentino anunció como un gran logro. La exportación de cítricos representa solo 50 millones de dólares anuales.

En la ONU, la vicepresidenta Gabriela Michetti se cruzó con Trump y le reiteró el pedido por los biocombustibles. "Vamos de a poco", fue la lacerante respuesta del gobernante republicano.

LEE MÁS "La lapidaria respuesta de Trump a Michetti"