Desde el mes de mayo, ANSES dejó de pagar a los estudiantes secundarios y universitarios las becas del plan Progresar, que se otorgan a jóvenes que cursen regularmente sus estudios y aprueban una determinada cantidad de materias al año.

El programa cuenta con más de un millón de beneficiarios, de los cuales casi la mitad se encuentra con el cobro parcial o totalmente suspendido por un "error administrativo" de la plataforma del organismo oficial, según informó este martes a través de un comunicado.

Sin embargo, en un comienzo, ANSES había asegurado que se estaba dando de baja a "la mayoría de los alumnos que no cumplía con los requisitos mínimos de materias aprobadas por año (dos)", según denunciaron los propios estudiantes afectados.

Desde la llegada del gobierno de Mauricio Macri al poder, el programa Progresar no sólo no se vio aumentado, sino que también disminuyó su partida: de los 8.047 millones estipulados para 2016, pasó a tener 5.520, es decir, se recortaron 2.500 en sólo un año.

Embed

Sobre esos 2.520 presupuestados para 2017, al mes de junio y según los datos oficiales, el gobierno apenas ejecutó 1220, lo que representa apenas un 22 por ciento del total en casi medio año.

LEER MÁS: La Anses dejó de pagar las becas del Plan Progresar

La influencia del Progresar en la escolarización de miles de jóvenes había sido tomado como uno de los pilares de la gestión anterior: el 14 por ciento de los beneficiarios no estudiaba antes de percibirlo, mientras que un 80 por ciento lo usa para comprar sus propios materiales de estudio.

En este sentido y ante la falta de datos oficiales y de respuesta por parte del organismo, la semana pasada desde la revista Kamchatka se realizó una encuesta para dimensionar la magnitud de los recortes: de 480 consultados, 433 sufrieron la suspensión del plan aleatoriamente.

Al 24% le sucedió este año por primera vez y para el 48,5% es la segunda vez en 12 meses. Del 76,2% a los que se les interrumpió el pago el año pasado, a más del 50% no se les pagaron los meses interrumpidos, inclusive cuando el 25% presentó reclamo formal ante Anses.

Además, alrededor del 30% del total de los consultados nunca recibió el monto retenido de 1600 pesos, una suma que se entrega en junio y julio contra presentación de la certificación de la regularidad en la cursada.

En esta nota