El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, adelantó que el proyecto de reforma tributaria será de implementación gradual e implicará subas en impuestos internos para bebidas con alcohol, incluyendo vinos, cervezas y sidras, y gaseosas azucaradas.

Según el proyecto, la alícuota del impuesto interno a los vinos y sidras subirá de 0 a 17%; de las cervezas del 8 al 17% y el champaña también de 0 a 17%.

"Modificaremos alícuotas de impuestos internos, especialmente en productos electrónicos que bajarán al 0%", señaló el funcionario en una conferencia de prensa. Indicó que habrá un "salto adicional para que los precios sean más parecidos a los de otros países del mundo" y consideró que "son bienes de capital que hacen a la productividad y a la economía".

"Es vital que sigamos acercándonos a los precios internacionales", analizó. Anunció que bajará también las alícuotas de automotores y motos de gama media de 10% a 0%.

LEER MÁS: El recorte del Gobierno que pone en riesgo a miles de personas

En tanto, subrayó: "Vamos a subir de 10 a 20 por ciento a la de aeronaves de gama alta" y destacó que subirán las alícuotas de impuestos internos como cervezas, vinos, gaseosas azucaradas". "La reforma es de implementación gradual", aseguró el ministro, quien también resaltó que "gravará segundas viviendas o compradas con fines de lucro".

En esta nota