Preocupado por los datos de pobreza que crecieron y crecen durante la gestión de Mauricio Macri como presidente, el Gobierno presionó a la UCA para que deje de difundir las estadísticas sobre esa temática.

"La UCA recibió la sugerencia de dejar de confeccionar los índices de pobreza, para no molestar a la Casa Rosada", reveló el periodista Marcelo Bonelli en una columna para el diario Clarín.

Embed

Según el último informe de la Universidad Católica, el macrismo generó un millón y medio de "nuevos" pobres. Desde la asunción de Macri, subió un 5,5% la pobreza, que se encuentra en un 32,2% según datos del INDEC.

Con este 5,5% de la UCA se confirmó que en pocos meses Cambiemos superó a los últimos cuatro años del gobierno de Cristina Kirchner, que tuvo 4,3%.

Embed

La idea del Gobierno es reforzar el poder del INDEC para las estadísticas y correr a la UCA por los informes críticos. Para ello, según cuenta Clarín, el macrismo puso a Lucas Llach, vicepresidente del BCRA, quien "hizo el primer sondeo, en un primer paso con Agustín Salvia, quien coordina el índice de la Universidad.

Sin embargo, Bonelli finaliza su nota citando este textual desde el Gobierno: "Ahora que el INDEC se normalizó, no tiene sentido que sigan elaborando el índice de pobreza"".