La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, recibirá a representantes de los colegios tomados, pero ya adelantó que insistirá en la reforma educativa que tanto cuestionan los estudiantes. Entre los principales puntos, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta quiere imponer en el quinto año de la secundaria pasantías gratuitas, recortes de contenidos y horas de clase y “orientadores” en lugar de docentes.

Acuña se reunirá el miércoles con delegados de todas las escuelas, incluso las más de 30 tomadas. Si bien cedió en su rechazo a los alumnos que decidieron medidas de fuerza en asambleas, no cambió su intransigencia con los cambios en la currícula. El encuentro será entre las 12 y las 15 en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, que se propuso para mediar en el conflicto que lleva ya cuatro semanas.

LEER MÁS: Pese a las tomas, la Ciudad se negó a discutir las reformas educativas

La cartera educativa intenta obligar a que se instrumente la “Escuela del Futuro”, donde aspira capacitar a los menores para los trabajos modernos. Entre las novedades más conflictivas quiere imponer pasantías no remuneradas en compañías para quienes cursen el último año de la secundaria. Esto, interpretan desde el Gobierno, ayudará al ingreso al mercado laboral.

Sin embargo, los estudiantes se niegan a obrar como mano de obra gratuita para las empresas y cuestionan la utilidad que puedan tener estas prácticas privadas obligatorias para su educación.

Además, en el nuevo programa de Acuña, se recortarán contenidos y horas de clase. Los docentes dejarán de estar al frente de las clases en el quinto año y serán sustituidos por “facilitadores”, quienes los ayudarán a encontrar un trabajo en relación de dependencia. Los alumnos explican que este cambio desconoce el rol pedagógico de los profesores, además de la importancia que tienen en el proceso de aprendizaje. La reforma en su totalidad, advierten, no contempla las realidades socio-económicas de los menores.

LEER MÁS: Bullrich creó el protocolo para criminalizar estudiantes que ahora aplica la Ciudad

Cuando se inició el conflicto, el ministerio les repartió a los directores de secundarias un protocolo en el que los instruye a iniciarles causas penales a los estudiantes que tomen las instituciones. La ordenanza fue redactada por el entonces titular de la cartera Esteban Bullrich en 2010 y declarado inconstitucional en su momento.

Por una cautelar presentada por los asesores tutelares Gustavo Moreno y Mabel López Oliva, la jueza Elena Liberatori volvió a fallar por la nulidad absoluta del documento y le ordenó a Acuña le rinda explicaciones por la transmisión de un protocolo ilegal. Además, la intimó a que cese con las denuncias, ya que se detectaron al menos cinco casos. La Procuración General, por su parte, les instruirá a los fiscales que desistan con las investigaciones contra los menores.

Hoy la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) se reunió con el jefe de Gobierno porteño. Los empresarios, beneficiarios directos del trabajo obligatorio y gratuito que intenta imponer Larreta, lo felicitaron por la reforma educativa. "No se trata de trabajo infantil, hablamos de pasantías en términos de capacitación", aclaró a la agencia NA José Urtubey.

En esta nota