El Gobierno nacional metió mano en un programa clave del kirchnerismo: el Procrear. A través de un decreto de necesidad y urgencia, transfirió el plan de viviendas a la órbita del Ministerio del Interior, unificó con otros planes similares y estableció una actualización por inflación.

La medida fue publicada este martes en el Boletín Oficial, a través del DNU 146. En su texto, estableció que el agente fiduciante del Procrear es el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, conducido por Rogelio Frigerio.

Además, estipula que el programa podrá fondearse, además de las fuentes actuales, con las partidas presupuestarias de la Secretaría de Vivienda y con "los recursos provenientes de financiamiento de los organismos multilaterales de crédito destinados al mismo objeto del fideicomiso", como podría ser el BID.

Hasta hoy, el Procrear se financiaba solamente con recursos transferidos del Tesoro Nacional, valores de deuda que emita el Estado nacional, la renta que generaban los créditos y otros aportes.

La actualización por inflación

Desde que asumió el Gobierno de Macri, modificó los préstamos hipotecarios con la aplicación de las Unidades de Vivienda, ya sea en su formato de UVIs que impulsó el Banco Central y o las UVAs del proyecto impulsado por el senador Julio Cobos.

A partir de ahora, el Procrear adoptará una fórmula similar. El decreto establece que los créditos con garantía hipotecaria (como es el Procrear) "podrán denominarse en Unidades de Valor Adquisitivo actualizables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia “CER” - Ley N° 25.827 (UVA) o en Unidades de Vivienda actualizables por el Índice del Costo de la Construcción (ICC) - Ley N° 27.271 (UVIs)".

Embed