El Gobierno de Mauricio Macri firmó un decreto de necesidad y urgencia por el cual modificó la ley de Acceso a la Información Pública y le dio el manejo de los mismos al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La decisión está dentro del DNU 746, firmado por todo el gabinete nacional. El mismo modifica además la ley de Ministerios y traspasa distintas funciones entre las carteras. Entre los articulos está la polémica decisión.

El decreto modificó la ley de de Derecho de Acceso a la Información Pública, aprobada el año pasado por el Congresoy que fuera presentada por la diputada radical Karina Banfi. La norma disponía la creación de una Agencia de Acceso a la Información Pública como "ente autárquico que funcionará con autonomía funcional en el ámbito del Poder Ejecutivo nacional" y ahora a través del decreto, puntualmente se la hace depender directamente del "ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros".

La agencia debe velar por "garantizar el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública, promover medidas de transparencia activa y actuar como Autoridad de Aplicación de la Ley de Protección de Datos Personales N° 25.326".

Un punto importante fue garantizar la independencia de la misma para evitar un mal uso de los datos. Ahora, la oficina dependerá de la Jefatura de Gabinete, que es quien administra la pauta nacional.

LEE MÁS "El Gobierno utilizó datos personales para la campaña en Provincia"

La decisión va en línea con otras medidas del Gobierno, obsesionado con el manejo de los datos públicos. No solo le permitió a la Jefatura de Gabinete el acceso de la base de datos de la ANSeS para difusión de mensajes públicos, sino que además firmó un acuerdo con Amazon para alojar datos públicos en sus servidores. Entre sus servicios, Amazon ofrece herramientas de Big Data: análisis y procesamiento de grandes volúmenes de información variada para predecir comportamientos.

No es la primera vez que el Gobierno realiza una movida de este tipo. Pese a que la ley de blanqueo de capitales restringía de forma muy moderada el ingreso de familiares al mismo, a través de un decreto simple Macri le permitió ingresar a cualquier familiar con aquellos bienes que fueran anteriores al período en el que el familiar ingresó a la función pública. Este año, una investigación de Horacio Verbitsky reveló que el hermano del presidente, Gianfranco Macri, blanqueó más de 600 millones de pesos.

LEE MÁS "Gran Hermano PRO: el polémico acuerdo con Amazon"