En los próximos días, la Cámara de Diputados comenzará a debatir el Presupuesto 2018 que tiene como tres ejes el endeudamiento, el tarifazo y el ajuste. Sobre este último ítem, el Gobierno buscará reducir considerablemente las partidas en un área sensible y de suma importancia para la sociedad como es el financiamiento de los Bomberos Voluntarios y lo hará a través de la subestimación de la tasa destinada a los subsidios para las asociaciones integrantes del sistema bomberil voluntario. Lo grave, además del recorte, es que esta nueva maniobra es anticonstitucional.

La ley de leyes es el proyecto más importante que debaten los legisladores. Es extenso, engorroso y complejo, por eso, desde el Consejo Nacional de Bomberos quieren creer que existe un error por parte del Ejecutivo para realizar un recorte del 40 por ciento en el Programa 43 dentro del Ministerio de Seguridad en el área de Acciones de Proteccion Civil, Prevencion de Emergencias y Alerta Temprana a Desastres.

LEÉ MÁS: El Gobierno cambia la fórmula de financiamiento del Enard y se elimina el impuesto a los celulares

Según analizó El Destape, el Gobierno nacional presupuesto para este año 1.447 millones para Acciones de Protección Civil pero para el próximo año sólo se destinarán 1094 millones. Según detalla el cálculo de recursos en el Programa 43, tiene dentro de los objetivos “la contribución al desarrollo y funcionamiento de las Federaciones y Cuerpos de Bomberos Voluntarios de todo el país” y “la organización del registro de entidades de Bomberos Voluntarios y regulación y fiscalización de la actividad de las mismas en los términos fijados por la Ley Nº 25.054 y sus modificatorias, proponiendo las normas reglamentarias”.

Ante esta situación, desde el Consejo Nacional de Bomberos denunciaron que el Gobierno incurrió en “un error material” al subestimar en un 40 por ciento la recaudación de la tasa con afectación específica creada por la Ley 25.848 en 2003 que le es cobrada al seguro automotor a través de la Superintendencia de Seguros de la Nación.

Según detalló a este medio el director Ejecutivo del Consejo Nacional de Bomberos, Javier Ferlise, “lo que está haciendo el Gobierno es una subestimación grotesca de un impuesto que se le cobra a la totalidad de los seguros menos el ramo vida y que fue creado para ser destinado al financiamiento de los bomberos voluntarios” y advirtió que “al tener el caracter de afectación específica no lo pueden destinar a otro fin que no sea para los bomberos” y si en todo caso el propósito sería destinar esos recursos a otra área, el Gobierno debería modificar por Ley la finalidad de dicha tasa.

Embed
presupuesto 2017

En 2004 el Gobierno promulgó la Ley 25.848 para que su artículo 11 que establece que “el subsidio a las asociaciones integrantes del sistema bomberil voluntario de laRepública Argentina se formará con una contribución obligatoria del tres con el 3,20‰ de las primas de seguros excepto las del ramo vida, a cargo de las aseguradoras” y recalca que “dicha contribución no podrá ser trasladable a las primas a abonar por los tomadores y será liquidada por los aseguradores a la Superintendencia de Seguros de la Nación siendo de aplicación”.

Lo que denuncia el Consejo Nacional de Bomberos es que el Gobierno subestima que para el próximo año, esa tasa recaudará 950 millones lo cual es “imposible ya que de lo que va del año recaudó 1290 millones y la Superintendencia estima que se va a recaudar 1600 millones en el 2018, entonces, ahí está la trampa”.

Embed
Presupuesto 2018

Al respecto, Ferlise advirtió que “en los últimos cinco años, esa tasa ha tenido un incremento porcentual del 25 por ciento constante en cantidad de plata y en este año ya transfirió 1290 millones, con lo cual, el año que viene va ser 1290 mas un aproximado del 25 por ciento más lo que aumente el mercado porque los seguros crecen siempre” y aseveró que “está probado que es mentira lo que dice el Gobierno y ellos se van a quedar con 500 millones que le tiene que distribuir a 900 cuerpos de bomberos voluntarios”.

Asimismo, desestimó que la decisión del Gobierno responda a la reforma tributaria: “No hay un párrafo ni un renglón dedicado a la ley de financiamiento de bombero, ni dentro del pacto fiscal”, por lo cual, insistió en que el Ejecutivo nacional “subestima los recursos” y advirtió que “si se avanza con el Presupuesto, el 2 de enero se va pedir la inconstitucionalidad de la ley”.

“Hace cinco años que es constante el crecimiento de ese impuesto. Es el único ingreso que tienen los bomberos y recortar tanto es sacarle el servicio a la comunidad”, cuestionó el director del Consejo Nacional de Bomberos.

El trabajo que llevan a cabo los bomberos voluntarios es impulsado por la vocación de ayudar al otro, de prestar un servicio a la comunidad. La tasa al seguro automotor, afirmaron los bomberos, es la principal fuente de financiamiento para la actividad bomnberín “porque las provincias no ponen un peso” y advirtieron sobre la peligrosidad de que se concrete el recorte del 40 por ciento.

LEÉ MÁS: El Gobierno devolvió solo el 10 por ciento de las pensiones y recortará 50 mil más

Al respecto, el subdirector provincial de capacitación de la federación 2 de Junio, Fabio Giovanettoni, señaló a El Destape que “es la primera vez que se da un inconveniente así con la tasa de afectación específica” y manifestó: “Queremos creer que no ha habido mala intención, sino que hubo un error por parte del Ejecutivo, aunque es un número muy claro, si cerramos el año con 1.200 millones y vos presupuestas para el próximo año 900 millones es que algo anda mal”.

Según el análisis que realizaron el CNB, el recorte representarían 600 mil pesos menos para cada cuartel de bomberosque son a más de 900 en todo el país. “Para que se entienda, un autobomba sale 2 millones de pesos y que se haga un recorte así va traer consecuencias muy severas porque para que quede en claro, esa plata se destina para capacitamiento, compra de insumos, de trajes, y es lo que sostiene el funcionamiento de los cuarteles”, advirtió Giovanettoni.

En Entre Ríos, la Federación Entrerriana de Bomberos Voluntarios se declaró en estado de alerta y movilización ante la falta de respuesta de los legisladores representantes de la provincia. En tanto, el vicegobernador Adán Bahl se comprometió con los BB.VV a “dialogar” con el Ejecutivo nacional para que revierta la decisión. Mientras tanto, desde el Gobierno nacional no han dado explicaciones y los legisladores de Cambiemos mucho menos.