El Gobierno admitió un problema con la inflación que no cesa. Sin embargo, adelantó que insistirá con las medidas que hasta el momento no le sirvieron para reducir el alza de precios a los niveles buscados.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció que "estamos con un problema con la inflación", aunque dijo que el Ejecutivo no cambiará su política para combatirla porque opinó que “estamos en el buen camino". "No tenemos que perder la perspectiva de que venimos de 10 años con tasas de inflación superiores al 25% anual, es difícil salir de eso", explicó y justificó la suba de tarifas porque "permite converger al equilibrio fiscal".

El funcionario indicó que la baja de la inflación "está yendo más despacio" de lo esperado, aunque advirtió que "no vamos a abandonar el método". "La inflación de este año fue más alta de la que queríamos, mucho más baja que la del año pasado y la del que viene será más baja que la de este", expresó el ministro.

LEER MÁS: Navidad para pocos: sube el precio de los productos para estas Fiestas

En el compromiso asumido por las provincias en el Pacto Fiscal, Dujovne destacó la "importancia de eliminar Ingresos Brutos" porque le "dificulta mucho al sector productivo competir con el mundo acumulando impuestos que no recuperan jamás". Explicó que ese gravamen abarca "determinadas actividades que la siguiente cadena de producción no puede deducir, con independencia de que sea un productor".

En declaraciones radiales, afirmó que ese impuesto "recauda 5 puntos del PBI y las finanzas provinciales no pueden soportar eliminar ese impuesto" y explicó que hay que "sacar buena parte" del gravamen para apuntalar el crecimiento económico. Destacó que la industria manufacturera, el agro, el transporte y la producción primaria, dejarán de pagar ese impuesto "dentro de tres o cuatro años".

En esta nota