Marcos Peña analizó la masiva marcha de la CGT contra el Gobierno y dejó curiosas definiciones. El jefe de Gabinete sostuvo que el proyecto económico de Cambiemos está apoyado "más en la esperanza que en la paciencia" de los trabajadores argentinos, que vienen soportando las duras medidas económicas que adoptó el Gobierno desde que asumió hace más de un año.

Sin embargo, pocos días atrás la propia Jefatura de Gabinete emitió un documento en el que le pedía a la gente "paciencia" para corregir las "distorsiones" y así crecer "sostenidamente".

LEE MÁS "Por primera vez, desde la CGT pusieron fecha de un posible paro"

Peña se presentó en el evento Argentina Summit 2017, organizado por la Revista estadounidense The Economist en el exclusivo hotel Alvear de esta Capital. El funcionario condenó la violencia observada en el cierre del acto de la CGT el martes en el centro porteño y dijo que hay mucha gente a la que "no le conviene el diálogo".

Según la agencia Noticias Argentinas, Peña analizó que hay tensiones "dentro de la CGT y del propio peronismo" y evaluó que eso podría responder a que hay facciones que apoyan a la ex presidenta Cristina Kirchner, quien "quiere que el cambio fracase". El jefe de ministros dijo que que "si el peronismo hubiera sido tan exitoso como dice al haber gobernado el país, Mauricio Macri no sería Presidente en la actualidad".

Al ser consultado sobre los datos que indican que ha menguado el apoyo al Gobierno y que la paciencia de la Argentina parece haber empezado a agotarse por el ajuste económico, Peña descartó haber perdido respaldo. "Hay una mayoría de los argentinos que tiene la esperanza en que podamos desarrollar las cosas de una manera distinta de lo que hemos hecho hasta ahora", dijo Peña al diferenciar a Cambiemos del peronismo.

El pedido de paciencia

Sin embargo, la propia jefatura de Gabinete dijo lo contrario hace tan solo tres días. El pasado viernes, la oficina que comanda Peña difundió un documento denominado "Bases firmes para la economía argentina" en el que cual analizaba, una vez más, la herencia recibida y los efectos de sus políticas.

Allí, resalta: "Si se llega a acuerdos amplios y se tiene paciencia, evitando los atajos del pasado, la economía argentina estará lista para despegar definitivamente". Lo contrario a lo que dijo en la Argentina Summit.

El Gobierno remarcó allí que "es necesario tener paciencia, porque sabemos que, si volvemos a intentar atajos como en el pasado, se puede arruinar el trabajo de años".